Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | CONSEJOS | 14 de Junio de 2018

Cómo elegir tu sistema de hidratación para correr por montaña

Sistemas de hidratación para correr por montaña. Foto: Salomon
Sistemas de hidratación para correr por montaña. Foto: Salomon

Esfuerzos atléticos que pueden superar las 24 horas, aire enrarecido, sol abrasador, descensos térmicos, tránsito por zonas remotas sin posibilidad de escape rápido. Todo esto y mucho más es lo que puede encontrarse alguien en una carrera de montaña o practicando el trail running. Por ello, si siempre es importante una correcta hidratación en cualquier actividad deportiva, en el caso de las carreras de montaña ésta adquiere carácter fundamental.

La hidratación en carreras por montaña tiene que ser eficaz: los sistemas no deben molestarnos en nuestros movimientos y tienen que ser accesibles, para que no tengamos que detenernos a beber, y podamos hacerlo mientras corremos o andamos.

Existen diferentes sistemas de hidratación, y todos están integrados en los medios de carga (riñoneras, chalecos, mochilas, etc). Por ello, os recomendamos que también consultéis este artículo titulado “Cómo elegir tu mochila o riñonera para carreras por montaña”. Ambos se complementan.

Mochila-chaleco, portabidones en tirantes; Mochila: portabidones en tirantes y depósito interno

TIPOS DE SISTEMAS DE HIDRATACIÓN


Depósito flexible en mochila


Son los clásicos depósitos situados en un bolsillo interno de la mochila, desde los que un tubo flexible sale hasta la cercanía de nuestra boca.

Fueron los primeros en ser empleados, cuando se buscó una forma de hidratar sin tener que detenerse. Llegaron directamente provenientes de las mochilas de los ciclistas, y si bien su uso en montañismo ha arraigado, cada vez se ven menos entre corredores.

¿Por qué? Hay varios motivos:

  • Al ser un sistema interno, no vemos la cantidad de agua que nos queda: más difícil regular.
  • Tenemos que quitarnos la mochila para recargar el agua.
  • Al volvernos a colocar la mochila, el agua nos enfriará la espalda, lo que en determinadas circunstancias puede provocarnos problemas y lesiones.

Pero lo depósitos internos han perdido buena parte de su predicamento, al menos como sistema único, porque no encajan bien con los nuevos tipos de mochilas para carreras. Y como hemos dicho, en estos momentos los sistemas de hidratación están totalmente integrados en los sistemas de carga.

En las mochilas-chaleco, las riñoneras y las mochilas ergonómicas para carreras cortas-medias o que no sean en autosuficiencia -que han reducido su anchura incrementando las zonas del cuerpo en contacto y con carga- se integran mal los depósitos porque, debido a su limitado litraje, introduciendo la bolsa prácticamente llenamos el espacio de la mochila.

¿Se siguen empleando? Sí. Principalmente en ultras, tiradas largas en la montaña por zonas con escasez de agua, o en autosuficiencias, actividades en las que se emplean mochilas o chalecos de mayor capacidad, en las que la bolsa puede integrarse. Se combinan con los sistemas de bote más habituales, quedando el depósito en muchas ocasiones como remanente de mayor capacidad que, al ser plano y estar integrado y pegado a la espalda, no molesta en los movimientos como haría una cantimplora o un depósito con volumen que lleváramos dentro de la mochila.

Ejemplo de mochila con doble sistema: depósito en mochila y bidones en tirantes. foto: Salomon
Ejemplo de mochila con doble sistema: depósito en mochila y bidones en tirantes. foto: Salomon

Bidones


Son la solución más empleada en la actualidad.

Riñoneras, chalecos y mochilas están fabricados para integrar perfectamente estos bidones, tanto los de poca carga como aquellos que también admiten depósito interno. Y los diseños de los bidones se han ido adaptando para permitir una hidratación rápida y en marcha.

Incluso la riñonera para correr más pequeña está preparada para portar un bidón. foto: Salomon
Incluso la riñonera para correr más pequeña está preparada para portar un bidón. foto: Salomon

Curiosamente, en EEUU uno de los sistemas más usados es el “bidón en mano”, que consiste -efectivamente- en que por medio de un enganche el bidón se lleva en la mano. En Europa apenas se ve en la montaña. Es una especide manopla en cuya palma se introduce la botella. De esa forma, llevamos el bidón en la mano, bebemos con el gesto natural, pero no tenemos que preocuparnos por sujetarlo.

Sistema Salomon para llevar el bidón en la mano
Sistema Salomon para llevar el bidón en la mano

En caso de llevar mochila, lo más común es llevar los bidones en los lugares preparados para ello en los tirantes. Mientras se corre y se anda, con un giro e inclinación de la cabeza se llega a la boquilla y se bebe sin parar.

Ahora empiezan a usarse bastante los bidones con tubo de extensión. Aún facilitan más la hidratación, ya que -al igual que los tubos de los depositos de mochila- colocan la boquilla al lado de la boca.

Si bien siguen empleándose bidones plásticos rígidos, en los últimos tiempos los más usados son los flexibles.

Bidón flexible con tubo de extensión de Hidrapak

Ventajas de los bidones “soft”, flexibles

  • Ultra ligeros
  • Cuando están vacíos, se pliegan a la mínima expresión, no ocupando apenas espacio en la mochila.
  • Al llevarlos en los tirantes de la mochila (el sistema habitual, más cómodo y más usado), no es necesario chupar con fuerza para absorber agua; apretando el bidón beberemos sin problemas. (Junto a la ligereza, éste es el punto clave de la popularidad de su uso.)

Inconvenientes de los bidones flexibles

  • Son menos resistentes (aunque no frágiles. Simplemente, son menos resistentes que los rígidos, pero aguantan mucho trabajo). Como suelen llevarse al menos dos (uno por tirante, en caso de mochila), no nos quedamos vendidos en caso de ruptura de uno, pero es algo a tener en cuenta según en donde tengamos que llenar (entre rocas, etc).
  • Son más difíciles de llenar. En el caso de que el chorro de agua caiga de arriba (por ejemplo, una fuente), no hay ningún problema. Pero si tenemos que coger agua en superficie horizontal (por ejemplo, un río), al principio flotan. Hay que hundirlos, sacar el aire, etc.
  • Son más difíciles de meter en la mochila. Vacíos y plegados no suponen ningún problema, pero -a diferencia de los bidones rígidos- introducirlos en una mochila llena supone un esfuerzo debido a su flacidez.

Las ventajas e inconvenientes de los bidones rígidos son exactamente las contrarias:

Ventajas de los bidones rígidos

  • Más resistentes.
  • Más fáciles de llenar.
  • Más fáciles de meter en la mochila.

Inconvenientes de los bidones rígidos

  • Menos ligeros.
  • Ocupan lo mismo en la mochila llenos que vacíos.
  • Hay que chupar con fuerza cuando se llevan en los tirantes.

Bidón rígido de Raidlight
Bidón rígido de Raidlight

¿Potabilización? Un nuevo sistema con bidón flexible


Uno de los problemas de quienes corren por montaña es que no siempre encuentran agua de confianza (por presencia cercana de ganado, etc), pero depurar agua puede ser lento.

Para ellos (y para cualquier montañero), Katadyn ha sacado un genial invento, Katakyn Befree, en versión con botella o solo filtro para acoplar en botella, que viene a sustituir a los tubos de bebida directa (popularmente conocidos por chupacharcos), al transformarlos en un filtro que se acopla a cualquiera de los soft flaks (bidones flexibles) de la marca Hidrapak, unos de los más populares del mercado, de 42mm de rosca.

Es un filtro de fibra hueca de tan solo 0.1 micron, totalmente efectivo contra microorganismos, protozoos, quistes microbianos y bacterias como Escherichia coli (e-coli), Esterococos, Giardia, Pseudomonas aeruginosa, etc, además de sedimentos.

Un excelente sistema para la montaña, y por su formato en forma de bidón flexible especialmente indicado para quienes corren por montaña, que nos permite sin esperas asegurar la calidad del agua que consumimos.

Hydrapak Befree, filtro y botella
Hydrapak Befree, filtro y botella

Vasos


El problema de los residuos en las pruebas celebradas en la montaña llevó a muchas a organizaciones a tomar la decisión de prescindir de los vasos de plástico o celulosa en los avituallamientos de las mismas. ¿Cómo lo solucionaron? Incluyendo entre el material obligatorio un tipo de vasos que varias marcas empezaron a fabricar al detectar esta necesidad.

Son ultraligeros (su peso es de apenas 9 gramos), totalmente comprensibles, y llevan un aro que permite engancharlos en la mochila para tenerlos siempre a mano, y que también facilita el agarre durante el llenado en agua plana, etc.

Vaso para carreras de Salomon
Vaso para carreras de Salomon

Aunque al principio se empleaban solo para los avituallamientos en carreras, pronto la gente se dio cuenta de que está bien llevarlos encima siempre porque permiten de forma muy sencilla y rápida beber de fuentes, chorros, cursos de agua, etc, por los que pasamos, evitando gastar nuestra agua.

Trucos

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.

Artículos más recientes

Comentarios

Para introducir un comentario debes identificarte en Barrabes.com. Haz click aquí para identificarte.
No existen comentarios para este artículo.

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
974 215 497
o al 902 14 8000
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)